Lee en tu idioma

TELE SUR EN VIVO

domingo, 31 de marzo de 2013

La crisis del capitalismo es la decadencia del neo liberalismo

LA DECADENCIA DEL NEO LIBERALISMO Ante el termino de la guerra fría el imperio para recuperar lo gastado en su carrera espacial y los millones con que sostuvo a los gobiernos militares en América Latina; impulsa la guerra con dos frentes para el mundo asiático rico en recursos petroleros la medida es la invasión y saqueo de los mismos mediante el uso directo de la intervención o su participación solapada con grupos de mercenarios, huelga mencionar ejemplos ya que son de sobra conocidos como en Afganistán colaboraron con los Talibanes hoy sus enemigos, en Irak primero generaron condiciones subjetivas de armas de destrucción masiva inexistentes para saquear su petróleo en Egipto con grupos irregulares, en Siria actualmente manteniendo mercenarios que asesinan al pueblo sirio; para América Latina la tónica es distinta acá se brindan “ayudas monetarias” o deuda externa que es una política de guerra ahora denominada el proyecto salvador de la economía capitalista “el neo liberalismo” impuesto por las políticas monetarias del Banco Mundial, que con llevaron a la privatización de los servicios gubernamentales, la dolarización, los contratos leoninos y violatorios a la Constitución, como resultado al crecimiento acelerado de la pobreza y la miseria mientras los gobiernos demagógicos de la derecha tradicional sostenían lo contrario; en un análisis más profundo debemos entender como los dólares que recibimos en ayudas y prestamos condicionados no tienen ningún valor monetario ya que dependen de la reserva federal creada por bonos del tesoro del gobierno del imperio, que no se sustentan en oro como antes lo estaba la moneda nacional sino que surgen de la deuda, en pocas palabras el dinero que brinda la USEID, EL BANCO MUNDIAL, AID etc, han nacido de la deuda y esta se alimenta de los intereses que los países como el nuestro están obligados a pagar mientras sigan atados a las condiciones impuestas.- “La actual crisis internacional es mucho más que una crisis económica o financiera. Estas se insertan dentro de un sistema de crisis que abarca, desde el comienzo, a otras estructuras y esferas de la acción humana y su entorno como son: la crisis energética, la crisis alimentaria, la crisis ambiental, y la crisis de la cultura política. De ahí el carácter distintivo de la misma con respecto a anteriores crisis económicas del sistema capitalista y el hecho de que se catalogue como una crisis sistémica. “Estamos en presencia de una crisis sistémica en que numerosas estructuras del sistema han entrado todas en crisis”. Para un pensador y filósofo como Carlos Marx, “la crisis no resulta una anormalidad en el sistema capitalista: forma parte de su ciclo normal de vida, al tener un movimiento cíclico que adopta diferentes fases. Una de ellas, es la crisis como necesidad engendrada por ese sistema.” Los TLC son otro mecanismo de endosarnos el neo liberalismo como el ALCA y otros proyectos, en ese marco el neo liberalismo que tuvo su apogeo en la década de ochenta y noventa ahora está en decadencia, el afán guerrerista del imperio se traga los millones de dólares en tal sentido el pago de la deuda externa se vuelve una exigencia que abate a nuestros países ya que el gasto social disminuye, la inversión a la producción también y la pobreza aumenta, los países de América Latina sobre todo en América del Sur se sacuden el neo liberalismo por medio de la integración como la CELAC, crean mercados más potentes como UNASUR y MERCOSUR, con la visión del líder fallecido presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías y PETROCARIBE regulando los precios de mercado y creando su propios proyectos de inversión, moneda y recomposición económica, son los únicos que han escapado a la crisis global generada por un mal proyecto económico el neo liberalismo y la crisis endémica del capitalismo. “Hoy, la hegemonía y la dominación están claramente en manos de Estados Unidos. Es el único garante del sistema capitalista a escala mundial. Si Estados Unidos cayera se produciría un efecto dominó que provocaría el derrumbe de casi todos los capitalismos metropolitanos, sin mencionar las consecuencias en la periferia del sistema. En caso de que Washington se vea amenazado por una insurgencia popular todos acudirán a socorrerlo, porque es el sostén último del sistema y el único que, en caso de necesidad, puede socorrer a los demás.” En nuestro país muy a pesar del impulso económico de ALBA PETROLEO persiste la terquedad de los grupos de poder de negarse al desarrollo y al cambio de modelo productivo, el gobierno dominado por esos grupos no sale del callejón sin salida que le han trazado, la amenaza de que no puede romper con la deuda externa ni pagarla por la excesiva cantidad derrochada por los gobiernos anteriores, no alcanza a romper la injerencia estadunidense incluso hasta en los problemas políticos nacionales, impide al gobierno incorporarse a mercados que lo suelten de la globalización capitalista como es PETROCARIBE la oligarquía y toda su comparsa que dominan hasta los órganos significativos del estado no permiten una participación activa y decisiva del pueblo; con todo ello desde el Sur el neo liberalismo se ha venido demostrando que es un proyecto económico que en lugar de generar bienestar genera pobreza y enriquece a los oligarcas el rompimiento del ALCA en América del Sur, la negativa popular a los TLC y a los Asocio económicos demuestran que es necesario trasformar la estructura económica por una productiva auto sostenible, que no dañe el medio ambiente, que empondere a las clases populares de su propia identidad, no se puede tampoco dejar de lado el hecho que la crisis mundial del capitalismo nos afecta por la hegemonía del imperialismo sobre nuestra economía, que el modelo neo liberal decadente tiene raíces que no han sido cortadas y que ello hace que se caiga en la desesperación y la reacción oligarca o la derecha recalcitrante hoy vestida con discurso social tenga la posibilidad de llegar nuevamente al gobierno y recoja las migajas del neo liberalismo y le de un nuevo aire, todo va a depender de si el pueblo salvadoreño quiere abrazar el proyecto político que lo saque del agujero en que ha caído o que quiera que lo hundan mas es una decisión muy fácil y que pronto hay que tomarla.- Monseñor Romero tenía razón al decir “Hay que cambiar de raíz todo el sistema”
Publicar un comentario