Lee en tu idioma

TELE SUR EN VIVO

martes, 2 de diciembre de 2014

Una breve vision sobre nuestro Simon Bolivar el Gral. Francisco Morazan (Primera parte)



Breves apuntes sobre un líder con una enorme semejanza a Bolivar adelantado a us tiempo visionario con el deseo de integración no se quedo en convenios bilaterlaes de naciones sino que lo hizo mediante las batallas en contra de los separatistas debido a tanto material se dividirá en varias secciones, Gracias.-
General Francisco Morazán (1830-1838) (Primera Parte)
Nacido el 3 de octubre de 1799 en Tegucigalpa, Honduras. Fungió como presidente de Estado de Honduras y fue presidente de Centro América a partir del 16 de septiembre de 1830 hasta el mes de octubre de 1838. Durante todo este período, la oligarquía de Guatemala sufrió de él vejaciones diversas por su postura anti conservadora y anti-religiosa; según la historia, odiaba a Guatemala por su predominación, pero simpatizaba con la mayoría de las provincias. La historia guatemalteca lo juzga como persona muy ambiciosa y temperamental, lucha en contra de quienes consideraba sus enemigos, la clase dominante. Se traslada en 1833 a El Salvador, Capital de la Federación y en 1835 se reelige como presidente en el poder en contra del "pueblo"(no le importo la "preferencia" conservadora y se autoproclamo). Mejor militar que estadista, llevó la guerra a todas partes, los liberales contra conservadores, los ejércitos criollos centroamericanos contra milicias independentistas, las oligarquías contra las autoridades religiosas etc. Sus luchas más destacadas fueron el 10 de noviembre de 1827 donde venció al Coronel Justo Milla en la batalla de Trinidad; Milla era el Jefe Militar al servicio de Manuel José Arce, su enemistad con Arce fue porque éste lo consideraba un oportunista manejado por los liberales y Morazán consideraba a Arce como un servil de la oligarquía conservadora por haber sido ellos quienes lo llevaron al poder. La falta de comunicación entre ambos fallo el entendimiento de dos pensamientos casi iguales y que hubieran alcanzado logros y cambios en la historia centroamericana; el 6 de julio de 1828 tuvo lugar la lucha de Gualdo; el 15 de marzo de 1829 en las Charcas; el 13 de abril de 1829 la invasión a Guatemala donde apresa a Aycinena,  Beltranena y a Manuel José Arce; siendo expulsados de Guatemala. Durante este período exigió grandes sumas de dinero al pueblo con el pretexto de armar un nuevo ejército con el cual pensaba tumbar el dominio de los oligarcas conservadores, y no contento con esto despojó a los empleados que habían trabajado en cargos de 1826 hasta 1829 por considerarlos aún fieles a aquellos que habían estado al lado de los españoles, los despojo de todos sus bienes. Saqueó iglesias, conventos, las casas de Miguel García Granados y Beltranena; muchos de los objetos valiosos que fueron robados se exhiben actualmente en diferentes museos de Estados Unidos. Mandó a fundir todo el oro a la Casa de la Moneda, vendió parte del Palacio de Gobierno, la mitad del Portal y se le atribuye el robo del reloj que se encontraba en el Palacio de los Capitanes Generales.
En su estancia como Presidente de Centroamérica Francisco Morazan llega a Cosa Rica para derrocar a el dictador Braulio Carrillo opuesto a la política oligárquica de los liberales unionistas y, Carrillo mando su ejercito a enfrentar a Morazan pero estos mismos se le unieron y desterraron a Carrillo hacia El Salvador.
Con el destierro de Carrillo prácticamente se daba la oportunidad casi imperativa de la oligarquía liberal de volver a unir la Federación Centroamericana conforme a sus intereses, federación que ya estaba rota o desquebrajada por las batallas entre las dos oligarquías poderosas de la región, conservadora y liberal. En Costa Rica Morazan apoyado por liberales fue nombrado presidente después de un recibimiento como héroe pero los conservadores aún tenían amplio poder en el ejercito y cuando este intento enviar fuerzas ticas a combatir los conservadores en Guatemala, Honduras y El Salvador, estos se negaron y se alzaron contra el, que tuvo que salir huyendo.
Otro acontecimiento de los días de Morazán fue que Cuando los oligarcas liberales y conservadores se unieron después de la salida de Arce, él buscó crear un nuevo ejército independiente del dominio de las clases dominantes, al ver que así como conservadores le dieron la espalda a Arce, los liberales le daban la espalada a él, se preparó para la batalla y entonces su ejercito aún sin experiencia es atacado y finalmente derrotado en la Ciudad de Guatemala. Esto sucedio en 1840 cuando el caudillo guatemalteco Rafael Carrera armó un ejército pagado por los ricos para restituir el dominio. El 15 de septiembre de 1842 a las 5:30 PM fue fusilado por un peloton enviado desde guatemala en la Plaza Mayor de San José de Costa Rica por orden oligarca. Se puede decir que este fué el fin de un sueño de volver a unir Centroamérica, pero que no se llevo a cabo por el aislamiento en que la capital guatemalteca sumio a paises como Costa Rica y Nicaragua, pero en sí, por las rivalidades de ambas oligarquías que manejaban el poder.
La unión centroamericana, formada por Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica, se había formado en 1823, bajo la presidencia del conservador Manuel J. Arce. Morazán inició entonces su carrera política en el Estado de Honduras, bajo la protección del presidente Dionisio Herrera. Morazán que venía de Nicaragua llega en el mes de octubre a Choluteca aquí se le unieron soldados de Texiguat, San Miguelito, Alubaren, Curaren, Reitoca y Tegucigalpa, con todo Morazán logra sumar en sus filas un total de 500 hombres, también estaban con él algunos militares españoles, colombianos y el francés Nicolás Roul, de quien se dice que luchó con las fuerzas de Napoleón Bonaparte en Francia.
Francisco Morazán llegó el 10 de noviembre a Sabanagrande y después se trasladó al lugar de la batalla en El cerro de la Trinidad, muy estratégico para Morazán, llegó a dicho cerro en la madrugada de 11 de noviembre de 1827, donde luchó con las fuerzas de Justo Milla, Vice -jefe de estado de Honduras y líder del bando opuesto a Morazán, traía más de 1000 soldados con todos sus pertrechos militares, pero la fuerzas militares de la federación dirigidas por Morazán, iniciaron con armas de cañón a empujar las fuerzas militares desde el cerro que hoy se le llama “Milla”, en ese combate se presentaron las formas básicas militares ofensiva, defensiva y contraofensiva, que en el lenguaje militar se le conoce como un ataque en tridente.
Morazán el estratega, logró contener las fuerzas enemigas a tal punto que, éstas huyeron del lugar dejando documentos de guerra y un carruaje con correspondencia de Justo Milla. En esta batalla de la Trinidad Morazán no era el líder al mando, pero el hecho de haberse adelantado a sus enemigos y la estrategia que utilizó, se le nombró al mando de la misma, cabe destacar que después de esta Batalla se dieron otras como la de Gualcho, San Antonio, San Miguelito y Las Charcas hasta la rendición de Guatemala el 15 de marzo de 1829.

La batalla de la Trinidad no fue la primera que tuvo Morazán sino que, la Maradiaga en Comayagua, pero la Trinidad lo impulsó para otra que vendrían en el futuro reconociéndosele que, realmente era un gran estratega y genio militar.
En el año de 1824 fue nombrado "Secretario general del gobierno" del primer Jefe de Estado de Honduras, Dionisio de Herrera. Luego de que los conservadores se hicieran cargo del gobierno de su país, estalló una guerra civil en Centroamérica. En medio de dicho acontecimiento bélico, Morazán fue tomado por preso en Ojojona.
Una vez puesto en libertad, comandó al ejército de Honduras con el fin de liberar a su país del dictador Justo Milla, objetivo que consiguió luego de un avasallante triunfo en la "Batalla de La Trinidad". Así mismo,  se resalta la batalla de San Pedro de Perulapán y la batalla de San José como las más importantes dentro las diferentes batallas que liberó el general Morazán.
La Batalla de la Trinidad
Batalla de la epoca
iciar el año de 1827, se sintieron en Centroamérica las disposiciones dictatoriales emanadas del Presidente Federal, Manuel José Arce. Estas incidencias fueron la causa para que las relaciones con los Jefes de Estado de cada provincia, particularmente con los de El Salvador y Honduras se fueran haciendo cada día más conflictivas.
Consecuencia directa de semejantes pretensiones fue el derrocamiento del gobierno que ejercía Don Dionisio de Herrera, fraguado por el ox Vico Jefe de Estado, coronel Justo Milla, quien con ese propósito se traslado a Guatemala y allá recibió del Sr. Arce el mando del Batallón Federal N:2 con esa fuerza y cumpliendo los designios ya expresados, se interno en el territorio del Estado de Honduras, se pretexto de proteger las plantaciones de tabaco que tenia la Federación en los llanos de Santa Rosa, hoy Santa Rosa de Copan.
El cuatro de abril de 1827, Milla sitio a Comayagua. En la residencia al asalto de la capital, participó el General Francisco Morazán Quezada. Casi para finalizar el sitio de Comayagua, el ciudadano Francisco Morazán salió de la capital sitiada en compañía de los coroneles Remigio Díaz y José Antonio Márquez, para obtener refuerzos en Tegucigalpa con la intención de regresar y liberar la Capital del Estado, pero al llegar al valle de Comayagua, en las cercanías de la Villa de San Antonio, fueron atacados por fuerzas al mando del Teniente Coronel Hernández y el Capitán Rosa Medina, dándose el combate de la Hacienda de “La Maradiaga” el 29 de Abril de aquel año. 
Desarrollo de la Batalla.
Morazan al inicio de la batalla
Cuando las tropas se encontraban en Sabanagrande, llegó el oficial que comandaba los elementos de seguridad que estaban llegando a Ojojona las fuerzas del Coronel Justo Milla en una cantidad de 1000 hombres. El oficial José Francisco Morazán concibió la idea de proponer a su Comandante el Coronel Remigio Díaz, que aprovechando las horas de oscuridad salieron del pueblo de Sabanagrande y ocuparon posiciones defensivas en las alturas de “Trinidad”. Se puede colegir que el joven oficial conocía los sitios cercanos a Ojojona, ya que en este pueblo había guardado prisión.
Al despuntar el alba del siguiente día, el memorable 11 de noviembre de 1827, Morazán esbozo el plan de maniobra y se lo expuso al Coronel Remigio Díaz. Este acto digno de una epopeya traspaso el mando a Morazán, quien como Comandante en jefe de aquella tropa, iba a dirigir la batalla inmortal.
El plan de maniobra que esbozo fue el siguiente:  El Coronel Ramón Pacheco, con un destacamento defiende la avenida de aproximación que conduce de Ojojona hacia el Valle de la Trinidad, hasta que las otras fuerzas entren en contacto con el enemigo.
El Cnel. Remigio Díaz, con un destacamento de 150 hombres se mueve hacia el nor-este siguiendo el curso de la quebrada “Sicatacaro” aguas arriba hasta converger con el sendero que conduce de Ojojona al Valle de la Trinidad y atacaron la retaguardia del enemigo.
El general Morazán y el Coronel Román Valladares, al mando de otro destacamento de la misma fuerza, se trasladan hacia la estribación del cerro hoy conocido como Caranguije, para atacar el flanco derecho del enemigo.


Publicar un comentario