Lee en tu idioma

TELE SUR EN VIVO

miércoles, 25 de agosto de 2010

En broma y en serio ¡¡¡yo quiero ser diputado¡¡¡


Dedicado con todo cariño a los "HONORABLES" diputados de nuestra guanaca asamblea legislativa.




YO QUIERO SER DIPUTADO...

Pocas personas no se han dado cuenta del estado de nuestra presente situación: desempleo, inseguridad, crimen (organizado y no organizado), desorden en las calles, alza de precios, incertidumbre y muchas otras cosas más. La lista de quejas y necesidades es larga.
Pero hay unos especímenes que están actualmente viviendo “La Dolce Vita” y se encuentran perpetuamente en tiempo bonancible. Por esto y por muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.
Imagínese usted: un trabajo en el que se necesita de muy poca instrucción para poder aspirar al puesto, tanto así que ni siquiera necesita saber leer, pues cuando le pasen las propuestas de ley para su consentimiento, estas se aprueban sin necesidad de leerlas, puesto que son muy largas, aburridas y casi no se entienden… Por esto y por muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.
Además, imagínese usted que gozará de un presupuesto asignado para que se compre su ropita, para que no pase vergüenzas cuando asista a los festejos a los que será convidado, ya que debe dar imagen de estar a la moda para así representar dignamente a los ciudadanos. Este importe, también le proporciona viáticos para que usted coma bien, de lo contrario usted se podría desmayar durante las largas jornadas de trabajo para decretar “El Día de (ponga usted aquí lo que desee)…”. No se permite que le den pupusas ni sándwiches sino comidita de restaurante, buena bebida y con mesero. Por esto y por muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.
No se preocupe, una vez elegido para el trabajo puede cambiar de bando a su antojo; también se le permite hacer berrinche y lograr así que le den un puesto en la Junta Directiva de la Asamblea y una vez que forme parte de ella, habrá usted escalado otro nivel, con derecho a vehículo del año, con asientos de cuero para que ponga usted sus posaderas con toda comodidad y no se le lastimen por los viajes que debe emprender a diario de su casa al trabajo y viceversa. No se preocupe por la gasolina, esa llega directamente de Venezuela y a buen precio. Además se le dotarán de suficientes galones como para recorrer el país de punta a punta durante cada vez que sea necesario o quiera salir de paseo. De todas maneras, el combustible es gratis; lo pagan los ciudadanos. No importa que los ciudadanos tengan que vérsela a palitos para comprar un par de galones a precios exorbitantes que incluye impuesto para ayudar a los empresarios del transporte a costear el combustible. Recuerde: la gente no cuenta. Hay una cosa importante, usted no se debe al pueblo que lo eligió, sino a su partido. Esta es la regla de oro. Por esto y por muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.
Su oficina estará muy bien amoblada y decorada, contará con asistentes para que le enseñen como encender su nueva y flamante laptop para que pueda ver sus mensajes en Hotmail y chatear con sus amiguetes en Facebook. No se preocupe, es sencilla de usar. Tan fácil y sencilla que hasta un niño aprende a manejarla sin problema. Cuando menos sienta será usted un as en jugar al solitario y crear cuentas en el Messenger. Se le aconseja no utilizarla mientras está llevándose a cabo la Plenaria pues la gente podría pensar que Usted no trabaja y que se la pasa jugando. Esto no es bueno para la imagen de “Padre de la Patria”. Por esto y por muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.
El sueldo es jugoso, además es libre, para que pueda usted comprarse sus caramelos con libertad. Gozará de chofer, guardaespaldas y vehículos extras para que le recojan a sus niños en el colegio y le paseen a su cónyuge a su antojo. Para su tranquilidad, cuando ya no lo elijan para ocupar un curul, tendrá la oportunidad de ir a parar al PARLACEN. Allí si de verdad se le garantiza que no hará NADA. Es una especie de retiro con premio por todo su esfuerzo y dedicación a una vida política infructuosa. Atendiendo sus necesidades personales pero ignorando las del pueblo que lo eligió. Por esto y muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.
Cuando algún atrevido le pregunte cosas que usted no sabe, no se preocupe. Utilice frases cocinadas como: “Hoy por hoy”, “estamos haciendo una investigación a fondo para deducir responsabilidades”, ”lo que es…”, “No tengo conocimiento del asunto…”, Los y las…”, para que suene usted como que sabe del tema aunque no tenga ni la más puñetera idea de lo que le preguntan y menos de cómo responder. Solamente finja, y le irá bien. Por esto y muchas cosas más: YO QUIERO SER DIPUTADO.

Publicar un comentario