Lee en tu idioma

TELE SUR EN VIVO

jueves, 8 de abril de 2010

LA NECESIDAD DE OBTENER CONOCIMENTO



LOS NIVELES DE CONCIENCIA QUE TODO MIEMBRO DE LA AGE DEBE DE CONOCER

Toda acción humana nos pone en relación con el mundo social para transformarlo de alguna manera. La AGE-PNC, no debe de ser ajeno a todos los niveles de conciencia que debe de desarrollar todo ser humano, para poder incidir en elevar este nivel de conciencia de todos sus afiliados.

La comunidad política nace para buscar el bien común. El bien común abarca el conjunto de aquellas condiciones de vida social con las cuales los hombres, las fami-lias y las asociaciones pueden lograr con mayor plenitud y facilidad su propia perfección.

La comunidad política encuentra en la referencia al pueblo su auténtica dimensión. Ella “es, y debe ser en realidad, la unidad orgánica y organizadora de un verdadero pueblo”. El pueblo “vive de la plenitud de vida de los hombres que lo componen, cada uno de los cuales es una persona consciente de su propia responsabilidad y de sus propias convicciones”.

LA REALIDAD POLÍTICA

Por política entendemos el arte de conducir, gobernar u orientar el bien común de los pueblos. Ahora tratarás de descubrir cuál ha de ser tu responsabilidad frente la realidad política y el papel que en esto debes desempeñar como cristiano. Ante todo es necesario clarificar dos términos muy empleados hoy:

ESTRUCTURA Y COYUNTURA

Cuando se habla de la situación política de un país es necesario preguntarse:
¿Cómo es la organización del país? Sus características físicas y humanas, sus posibilidades, sus normas: (la Constitución política del Estado, la legislación vigente, la participación democrática, los derechos civiles, etc.).
¿Cómo está funcionando la estructura sociopolítica del Estado en medio de las circunstancias específicas que allí están interactuando que muchas veces son ocasionales y no se repiten?
Al primer aspecto, lo llamamos estructural. Es la estructura propia del Estado.
El segundo aspecto es el coyuntural. Se refiere a los hechos concretos que cada día se destacan en la vida polí-tica de la nación.
A veces lo coyuntural es consecuencia de lo estructural. Otras veces van paralelos o se apoyan mutuamente.

CONCIENCIA

Antes de seguir adelante es conveniente precisar:
¿Qué entendemos por conciencia y qué clases de conciencia hay?
¿Es realmente la conciencia la que rige los comportamientos de los individuos frente a la realidad social en la que existimos y nos movemos?
¿Sabes tú qué significa ser consciente?
Ser consciente es darse cuenta de lo que sucede en nosotros o a nuestro alrededor; tener capacidad de establecer un juicio crítico de una realidad concreta, de un hecho específico. Esta facultad (ser consciente) la poseen únicamente el hombre y la mujer.
El hombre está llamado a buscar la verdad, es decir, a usar consciente-mente su inteligencia y su voluntad libre. Si analizamos los comporta-mientos de la gente en general, podemos descubrir varias clases de conciencia:

1. La conciencia mágica
2. La conciencia ingenua
3. La conciencia crítica
4. la conciencia política

NIVELES O CLASES DE CONCIENCIA

1. CONCIENCIA MÁGICA

Es común entre personas ignorantes, marginadas, oprimidas, que desconocen las verdaderas causas de los problemas y, por lo mismo, carecen de recursos para solucionarlos. Como, generalmente, viven en un medio subdesarrollado, de ignorancia y violencia, la opresión se agrava cada día más y los explotadores aprovechan esta situación para aumentar su dominio y su posesión sobre las personas. El dinero, según el sistema económico capitalista, es la medida de todas las cosas y la ganancia el objetivo de todas las acciones. En esto la norma de conciencia es: todo se vende y todo se compra. El oprimido que no puede superar esos estados de conciencia, vive bajo el silencio y el temor que lo hace cada vez más dependiente del poderoso.
Se llama conciencia mágica porque se parece a la que algunos, de cultura primitiva, tienen ante los fenómenos superiores de la naturaleza que el hombre no puede controlar. Para liberarse de ellos se vale de fuerzas mágicas, de la intervención de “los dioses”. Quien posee esta conciencia no hace más que cruzarse de brazos y esperar soluciones mágicas.
Pregúntate: -¿Hay en la institución policial y en la sociedad misma, personas que actúan con conciencia mágica?

-¿Cuáles son las causas de todo esto?
-¿Puedo contentarme con esta clase de conciencia?

2. CONCIENCIA INGENUA

Como su nombre lo indica, quienes poseen una conciencia ingenua se caracterizan por su superficialidad e ingenuidad al interpretar los problemas.
Creen que “todo tiempo pasado fue mejor”. No hay estima por las perso-nas comunes y corrientes. Mitifican a determinados personajes que mucho prometen y nada cumplen; de quienes esperan todo y nada dan; de quienes ofrecen renovación social con falsas promesas. Estas personas tienen una fuerte inclinación al partido político tradicional sin saber por qué, ni qué cosa es ser miembro de ese partido, ni cuál es su ideología; buscan perderse en la masa, convertirse en pedestal para que otros surjan, en candelero para que otros brillen.
La persona que obra con conciencia ingenua es poco dada a la investigción, a lo real. Se satisface con lo fabuloso y lo fantástico; no dialoga sino que discute agresivamente. Por lo general este tipo de conciencia la tienen los inmigrados del campo a las ciudades quienes se ven forzados a asimilar la cultura urbana en el vestir, en la manera de vivir, etc., olvidándose de sus propios valores culturales y sin tener en cuenta sus posibilidades económicas.
Pregúntate: -¿Cómo debes actuar frente a las personas dominadas por esta clase de conciencia?

3. CONCIENCIA CRÍTICA:

Es el más alto y perfecto estado de conciencia a que puede llegar una persona. Actuando con conciencia crítica la persona interpreta los problemas de su medio ambiente: busca las causas, comprueba los descubrimientos que hace y está siempre dispuesta a revisar comportamientos y proyectos que beneficien realmente a los individuos y a la comunidad. Posee razones claras y seguras para defender su causa. Utiliza el diálogo y no la polémica, gusta y recibe lo nuevo por su validez y no rechaza lo viejo por ser viejo, sino porque ya no es válido. Es democrático: le gusta que todos participen; respeta la opinión y la libertad de los demás; admite la censura si favorece a la verdad y al bien común. La conciencia crítica es cerebral y no emocional. Quien posee una conciencia crítica asume posiciones comprometidas con el cambio y no es pasivo ante la adversidad. Es humilde y capaz de entregarse por una causa noble, es tolerante y respeta las diferencias.
Pregúntate:
-¿Qué peligros encuentro en una persona que posee conciencia crítica?
-¿Qué características me hacen falta para poseer una conciencia crítica?
-¿Qué beneficios educativos trae para la comunidad poseer una conciencia crítica?

4. CONCIENCIA POLÍTICA:

Es el resultado del procesamiento de información de segundo orden (o sea, que resume y sintetiza información de primer orden) para armar una visión de conjunto de la situación global, para su análisis y toma de decisiones. Un sistema que carece de esa conciencia política no tiene control completo de sus actos, su margen de incertidumbre es alto y por consiguiente es elevada la posibilidad de cometer errores. Pero hay que tener en cuenta que la construcción de esa conciencia tiene un costo monetario, en personal, en instalaciones tangibles, en compra de información. También tiene un costo en tiempo, ya que el procesamiento y presentación de tal cúmulo de información implica necesariamente una demora. Esa conciencia se construye para evitar errores de decisión, pero esa construcción entraña riesgos específicos: desarrollar una falsa conciencia (creer que existen cosas inexistentes o viceversa), hacer estimaciones incorrectas (darle a las cosas más o menos importancia de la que realmente tienen), hacer mal los resúmenes o condensaciones. Los riesgos de error de decisión deben sopesarse frente a estas limitaciones de la herramienta destinada a evitarlos. Todo sistema político complejo debe encontrar un equilibrio entre dos riesgos: quedar cegado por una información superficial o ahogado por el exceso de detalles.

LA CONCIENCIA DE CLASE

El hombre por su propia naturaleza es un ser político nadie puede decir soy apolítico por que se vive haciendo diariamente, esto no quiere decir que ser político es pertenecer a partido político alguno, en ese marco encontramos la conciencia de clase, cuando me doy cuenta que mi trabajo es mal pagado, que vivo mal, que trabajo mas de las horas necesarias (plus trabajo) en mi ha nacido un nivel de conciencia ya que mi realidad es que al no ser millonario me ubica en una clase definida, un proletario, sin embargo a un los intelectuales o profesionales pueden ubicarse en determinado sector de clase en el sistema capitalista somos mercancía y lo que vendemos es nuestra fuerza de trabajo comprender esto es entender la diferencia entre los burgueses (ricos) y los proletarios (pobres) ambas clases son irreconciliables pero una depende de la otra la primera representa el viejo orden y la segunda el semilla del cambio, elevar los niveles de conciencia de clase plantea que darme cuenta que soy explotado no basta pero ya puedo tener la certeza que esta realidad la puedo cambiar, es en esa lucha reivindicativa en la práctica me va a permitir el cambio de mis condiciones a esto se le llama LUCHA DE CLASES, a la cual le teme la burguesía (cortesía de Carlos miembro de la dirección de AGE PNC)



LAS IDEOLOGÍAS

Por ideología se entiende la manera de pensar de una colectividad que, a partir de una visión determinada de la existencia, lleva a los individuos y a la colectividad misma a actuar en de-terminado sentido. Dicho de otra manera.
Ideología es un conjunto específico de ideas que orienta a las personas y a la colectividad a obrar en consonancia con una determinada manera de pensar en lo político, en lo econó-mico o en lo religioso.
La ideología manifiesta las aspiraciones del grupo, convoca a la solidaridad y a la combatividad y fundamenta su legitimación en valores específicos. Una ideología será legítima, si los intereses que defiende son éticos y si respeta los derechos fundamentales del hombre y de los grupos.
Toda ideología tiene relación con problemas prácticos: el trabajo y el salario, la propiedad privada y la propiedad social, los derechos de los individuos y del Estado, el capital, el trabajo, el poder.

La ideología esta también relacionada con los niveles de conciencia y con las mismas clases si entendemos que la ideología es la visión del mudo que tenemos concluimos que los burgueses tienen su propia ideología ser dominantes, avarientos codiciosos y buscar siempre el lucro, la ideología del proletario es el cambio ya que es la semilla de la destrucción del capitalismo burgues. es la clase revolucionaria, humana, solidaria, sirve y no espera que le sirvan, busca la justicia y la equidad en lo económico, su enorme capacidad ética y espíritu de sacrificio y lucha, lo vuelve la antítesis de la ideología burguesa.- ( aporte de Carlos miembro de la dirección de AGE-PNC)

Pregúntate y responde:-¿En tu ambiente es peligroso pensar de manera diferente a como piensan los que tienen la autoridad?

PRESIDENTE DE AGE. PNC
Publicar un comentario