Lee en tu idioma

TELE SUR EN VIVO

viernes, 16 de abril de 2010

NUESTRO MAS SENTIDO PESAME HERMANOS DEL SINDICATO DE BOMBEROS





UN SENTIDO PESAME A UN HERMANO SINDICALISTA QUIEN FALLECIO CON UN ACTO HEROICO ASI MISMO PARA SU QUERIDA FAMILIA RESIGNACION POR PERDIDA TAN VALIOSA.-





Viernes, 16 de Abril de 2010 / 12:01 h
Despiden a bombero como todo un “héroe nacional”
Habitantes de Cojutepeque y elementos del Cuerpo de Bomberos acompañan el cortejo fúnebre del teniente Julián Hernández, fallecido en el cumplimiento del deber. Foto Diario Co Latino/Josué Parada
Habitantes de Cojutepeque y elementos del Cuerpo de Bomberos acompañan el cortejo fúnebre del teniente Julián Hernández, fallecido en el cumplimiento del deber. Foto Diario Co Latino/Josué Parada


Zoraya Urbina
Sonia Escobar
Rodrigo Sura
Redacción Diario Co Latino

“No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos”. El bombero José Julián Hernández hizo realidad las palabras del evangelio el pasado miércoles 14, cuando en aras del deber murió abrazado por las llamas de una explosión.

Esta mañana se llevó a cabo una misa en su honor, en la iglesia San Juan, de Cojutepeque. A la actividad religiosa asistieron la Primera dama de la República, Vanda Pignato; el Ministro de Gobernación, Humberto Centeno; el viceministro de Gobernación, Gregorio Ernesto Zelayandía, entre otros, que acompañaron a la viuda del bombero y a sus tres hijos, de 23, 24 y 7 años.

El sacerdote que ofició la misa dijo que Julián es un “héroe”, porque murió en el cumplimiento de su deber con la sociedad. Agregó que todas las personas deben estar preparadas, porque nunca se sabe “cuándo serán los últimos momentos de su vida”. La tarde de ayer, el teniente del Cuerpo de Bomberos fue homenajeado en la sede central de dicho cuerpo de socorro.

Anécdotas, cánticos y oraciones, amigos, compañeros y familiares del Teniente Hernández, le acompañaron, en el homenaje póstumo que le rindieron las autoridades del Ministerio de Gobernación y del Cuerpo de Bomberos.

Por su parte, el viceministro de gobernación, Ernesto Zelayandía, nombró “Héroe Nacional” al Teniente Hernández. Además, el funcionario destacó la labor del bombero, quien ofrendó su vida en cumplimiento de su deber e hizo énfasis en que Hernández debe ser retomado como un ejemplo a seguir por la niñez y la juventud del país. Tras los respectivos honores, el féretro con los restos del teniente Hernández fueron colocados sobre el carro de bomberos identificado con el número 97, mismo que abordó el miércoles en la madrugada para intentar combatir el incendio en la fábrica Sagrisa, dónde falleció.

El carro 97 de los bomberos recorrió desde el cuartel central del Cuerpo de Bomberos, acompañado por otros vehículos de la institución de socorro y funcionarios de gobernación, hasta la ciudad de Cojutepeque, de donde era originario el teniente Hernández, y donde se le ofició la misa esta mañana.

A la llegada de los restos del bombero a dicha localidad, estudiantes de escuelas públicas formaron una valla al paso de la caravana para recibir a Hernández, como el héroe que fue en vida.
La maestra Delmi Cuéllar, del Centro Escolar Luis Pastor Argueta, dijo que la escuela a la que representa, y las demás, habían llegado a rendirle honor porque “era un ejemplo de heroísmo”.

La Primera Dama dijo que el bombero es “motivo de inspiración para el pueblo salvadoreño y motivo de orgullo para el Gobierno de El Salvador”. Además, hizo énfasis en que los familiares de la víctima tienen gran fortaleza y están conscientes de que él murió “en el cumplimiento del deber, haciendo lo que amaba”. Entre los asistentes a la misa se encontraba el bombero Mario Cuéllar, quien también resultó lesionado con el incendio y, además, fue el último en ver con vida al Teniente Hernández. Algunos de sus compañeros manifestaron que Cuéllar se encuentra “terriblemente afectado” por la muerte de su compañero.

El sacerdote agregó una petición, dentro de la oración de los fieles, por todos los que mueren “ganán-dose el pan de cada día”, como es el caso de los motoristas o cobradores y, ahora, el caso de Julián.

Numa Pompilio, representante de la Alcaldía de Cojutepeque, dijo que “el cuerpo de bomberos perdió a un hombre, la patria ha ganado un héroe y Dios a ganado un Santo”.

Por su parte, el Ministro Centeno lamentó el hecho y agregó que se le dará una pensión a la familia del fallecido, que será de $24 mil dólares y afirmó que se le ha dado una beca estudiantil a los hijos del héroe.

Publicar un comentario